¿Qué es y cómo funciona una casa pasiva?

Una casa pasiva es un concepto de construcción energéticamente eficiente que se basa en un diseño térmicamente eficiente y en el uso de tecnologías renovables para reducir los costes de calefacción y refrigeración. La idea principal de una casa pasiva es reducir la necesidad de un sistema mecánico activo de calefacción o refrigeración mediante el aislamiento, la hermeticidad, los sistemas de ventilación con recuperación de calor y el control de la ganancia solar. Este tipo de casas están diseñadas para atrapar el calor en invierno y mantener fuera el exceso de calor en verano, utilizando aislamiento térmico y acristalamiento especial en las ventanas para reducir las pérdidas de energía. La hermeticidad es esencial para evitar las corrientes de aire, que pueden provocar pérdidas excesivas de energía, mientras que los sistemas de ventilación proporcionan aire fresco sin comprometer la eficiencia. Además, el control de la ganancia solar mediante persianas exteriores o de bloqueo solar garantiza que las temperaturas se mantengan agradables durante todo el año. Al reducir considerablemente las necesidades de calefacción y refrigeración, las casas de construcción sustentable consumen mucha menos energía que las tradicionales

¿Qué es una casa pasiva?

Una casa pasiva es un concepto de construcción energéticamente eficiente que pretende reducir la necesidad de sistemas mecánicos activos de calefacción o refrigeración. Mediante el aislamiento, la hermeticidad, los sistemas de ventilación con recuperación de calor y el control de la ganancia solar, las casas pasivas pueden atrapar el calor en invierno y mantener fuera el exceso de calor en verano sin dejar de ofrecer un ambiente interior confortable durante todo el año. Esto, combinado con un cuidadoso diseño de las ventanas y otros elementos acristalados, reduce en gran medida las pérdidas de energía asociadas a las casas tradicionales. Como resultado, las casas de construcción sustentable consumen mucha menos energía que los edificios tradicionales, a la vez que proporcionan niveles de confort mejorados. Además, el uso de tecnologías renovables como la energía solar fotovoltaica o las calderas de biomasa aumenta aún más la eficiencia de las casas pasivas. En general, las casas de construcción sustentable ofrecen una solución rentable y sostenible.

Principales elementos de una casa pasiva

– Ventilación con recuperación :

Un sistema de ventilación con recuperación de calor, o HRV, proporciona aire fresco a la casa al tiempo que recupera hasta el 90% del calor del aire saliente. De este modo, las pérdidas de energía se reducen al mínimo y se evitan las corrientes de aire excesivas.

– Aislamiento térmico:

Es esencial para una casa pasiva y debe seleccionarse teniendo en cuenta el clima. El aislamiento debe ser lo suficientemente grueso como para mantener fuera el exceso de calor en verano y atrapar el calor durante el invierno, evitando al mismo tiempo que la humedad penetre en la envolvente del edificio.

– Ausencia de puentes térmicos:

Los puentes térmicos son zonas sin aislamiento en la envolvente del edificio que pueden provocar pérdidas de calor y corrientes de aire frío. Para evitarlo, los puentes térmicos deben eliminarse mediante un diseño cuidadoso de elementos estructurales como marcos de ventanas, balcones y otras partes de la envolvente del edificio.

– Puertas y ventanas de altas prestaciones

Las ventanas y puertas de alto rendimiento son esenciales para este tipo de casas, ya que reducen las pérdidas de energía. Los cristales de baja emisividad, como las ventanas de triple acristalamiento, aumentan la eficiencia térmica al reflejar el calor hacia el interior de la casa

Control de la ganancia solar

Mediante el uso de persianas exteriores o de bloqueo solar, se puede controlar la ganancia solar para garantizar temperaturas agradables durante todo el año sin depender de aires acondicionados o sistemas de calefacción. Así se mantiene una temperatura estable en la casa y se reduce el consumo de energía.

– Sistemas herméticos 

Este tipo de casas deben ser herméticas para evitar que se escape el calor. La hermeticidad se consigue mediante una construcción cuidadosa y el uso de cintas, membranas y sellantes herméticos. Esto garantiza que la casa se mantenga caliente en invierno y fresca en verano

¿Cómo funciona una casa pasiva? 

Las casas pasivas se basan en el aislamiento, la estanqueidad, la ventilación y el control de la ganancia solar para reducir el consumo de energía. Al atrapar el calor durante el invierno y mantener fuera el exceso de calor en verano, las casas de construcción sustentable consumen mucha menos energía que los edificios tradicionales para cubrir sus necesidades de calefacción y refrigeración. Las ventanas y puertas de alto rendimiento ayudan a reducir las pérdidas de energía, mientras que los altos niveles de aislamiento mantienen el calor dentro de la casa. Los sistemas herméticos impiden que entren corrientes de aire en la casa, mientras que un sistema de ventilación con recuperación de calor proporciona aire fresco sin perder demasiada energía. Por último, las ganancias solares pueden minimizarse con persianas exteriores para mantener temperaturas agradables todo el año.  En resumen, estas casas energéticamente eficientes ofrecen una solución eficiente y sostenible que reduce drásticamente los costes energéticos manteniendo los niveles de confort.

Requerimientos de una casa pasiva

Para ser considerado una casa pasiva, un edificio debe cumplir ciertas normas de eficiencia. Aislamiento térmico de entre 12 y 15 cm de grosor en el tejado y las paredes, y de 8 cm en los suelos – Ventanas con un valor U bajo (inferior a 0,8 W/(m2K)) – Sistema de ventilación con una tasa de recuperación de calor superior al 75% – Control de la ganancia solar mediante sombreado u otros medios

Las casas pasivas son una solución asequible y sostenible para reducir el consumo de energía y maximizar el confort. Al combinar técnicas de construcción avanzadas con materiales modernos, estas casas energéticamente eficientes pueden reducir sus costes energéticos hasta en un 90%, al tiempo que proporcionan a sus ocupantes una mayor calidad del aire, confort y facturas energéticas más bajas.  Con un diseño, una construcción y un mantenimiento adecuados, una casa pasiva puede ofrecer una solución sostenible que trabaja con el medio ambiente para crear un espacio vital eficiente.

Beneficios de tener una casa pasiva 

Al basarse en fuentes naturales de energía, las casas pasivas ofrecen una serie de ventajas a sus propietarios. Entre ellas se incluyen:

– Reducción de las facturas de servicios públicos

– Mejora de la calidad del aire y de los niveles de confort gracias a la mejora de los sistemas de aislamiento y ventilación

– Reducción del impacto ambiental gracias a la disminución del consumo de energía

– Aumento del valor de la propiedad

Las casas pasivas son una solución eficaz y económica para reducir los costes energéticos y mantener al mismo tiempo unas condiciones de vida confortables. Mediante un diseño, una construcción y un mantenimiento cuidadosos, las casas de construcción sustentable pueden ofrecer a los propietarios una reducción de las facturas de servicios públicos y una mejora de la calidad del aire, así como un mayor confort. Con el beneficio añadido de aumentar el valor de la propiedad, este tipo de casas se están convirtiendo en una opción cada vez más popular para los propietarios preocupados por el medio ambiente que buscan una solución sostenible para su hogar

Para saber más sobre las ventajas, póngase en contacto hoy mismo con un diseñador de casas pasivas certificado.  Con su experiencia y conocimientos, pueden ayudarle a determinar si una casa pasiva es la opción adecuada para su hogar.  Si opta por esta solución de construcción sostenible, podrá reducir sus costes energéticos y disfrutar de mejores niveles de confort y de una calidad del aire interior más saludable.  Haga el cambio hoy mismo y empiece a beneficiarse de todas las ventajas que ofrecen.

¿Quién puede construirme una casa pasiva de calidad? 

Si está pensando en construir una casa pasiva, la mejor manera de garantizar una construcción de calidad es trabajar con un diseñador de casas pasivas certificado. Los diseñadores certificados de este tipo de casas eficientes los conocimientos y la experiencia necesarios para diseñar y construir casas eficientes y confortables que cumplan todos los requisitos de la certificación. Al trabajar con un diseñador certificado, puede estar seguro de que su casa cumple todos los criterios necesarios y le proporcionará años de eficiencia energética, confort y valor. Además de encontrar un diseñador con experiencia, también es importante encontrar contratistas con experiencia especializados en la construcción de casas eficientes energeticamente. Estos contratistas deben estar familiarizados con las técnicas específicas necesarias para la construcción de una casa pasiva, incluidos los métodos de construcción hermética y la correcta instalación del aislamiento.  Un contratista de calidad utilizará los mejores materiales y técnicas para garantizar que su casa pasiva se construya para durar.  Póngase en contacto hoy mismo con un diseñador de casas pasivas certificado para obtener más información sobre la construcción de una casa pasiva de calidad.  Con su experiencia y conocimientos, pueden ayudarle a crear la casa perfecta para sus necesidades y presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *